Por qué lo nombramos

Tequila Tierras

Auténticas de Jalisco

"La tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos".

- anónimo -   

Tequila Tierras Blanco
Tequila Tierras Reposado
Tequila Tierras Añejo

Tequila Tierras Auténticas de Jalisco

representa la pasión de tres grandes amores: el de la naturaleza por las tierras de Jalisco; el de las tierras arcillosas por la planta que concibe y alimenta; y el del agricultor por esta planta.

Desde su origen, la tierra y el tequila han estado estrechamente unidos destilando mieles. Así, Tequila Tierras Auténticas de Jalisco representa la pasión de tres grandes amores: el de la naturaleza por las tierras de Jalisco; el de las tierras arcillosas por la planta que concibe y alimenta; y el del agricultor por esta planta, testimonio de un acontecimiento que es ya patrimonio de la humanidad.

Para quien no conoce el mundo del Agave Azul, es difícil imaginar que un producto tan sofisticado y exquisito como es el tequila, pueda tener su origen en la región Valles de Jalisco que recibe la luz del sol de 265 a 300 días al año y donde en contraste con su clima seco, la noble planta eleva sus múltiples pencas azules como testimonio vivo de las grandes virtudes que la naturaleza ha depositado en ella.

Tequila Tierras Auténticas de Jalisco, destilado de tierra antigua, fue concebido como resultado de un verdadero

compromiso social que se gestó desde el año 2003, cuando decidimos forjar nuestro propio camino y ofrecer al mundo un tequila orgánico 100% agave de gran clase, y que pudo ver la luz 55 meses después, en 2008, año en que logramos conjuntar y atesorar en una botella: campo y desarrollo, respeto y tradición, arte y ciencia, calidad y excelencia, inspiración y guía.

Como lo evoca su nombre, a través de Tequila Tierras Auténticas de Jalisco, que producimos en nuestra fábrica La Auténtica, rendimos un homenaje al sabor, aroma, forma y color originales de una vida que la Madre Tierra dio a luz con el nombre de Agave Azul.

Por ello, en su elaboración utilizamos sólo agave producido orgánicamente, pues creemos que es la agricultura orgánica la más auténtica, benéfica, provechosa y respetuosa posible en la interacción del hombre con el ecosistema.